Estocolmo, un verano diferente

Rumbo a Estocolmo en verano

Visitar Suecia y más concretamente Estocolmo y sus alrededores en julio puede ser uno de los mejores destinos de vacaciones en verano. Los países nórdicos en verano ofrecen muchas ventajas. Entre ellas, días soleados, más de 18 horas de luz, ya que amanece sobre las 4am y anochece a las 10.30pm. Además, hay poca gente ya que los suecos se van a pasar el verano a las playas españolas o del sur de Europa.

Además, aunque desde España tengamos la visión de que viajar al norte de Europa es una opción muy cara, ya que el nivel de vida es más alto. Esto no es del todo cierto, puedes comer platos por un precio bastante similar al de España, pero si es verdad que el alcohol o tomar una cerveza es bastante caro (75SEK, unos 8€)

Os detallo mi viaje de 8 días y 7 noches a Estocolmo.

Día 1: Madrid – Arlanda airport  y cena típica con amigos suecos

Día 2: Archipiélago sueco – Nynäshamn

Día 3: Ferri a Alö y bici a Utö

Día 4: Estocolmo en bicicleta

Día 5: Djurgården

Día 6: Gamla Stan y cena en barco

Día 7: Cumpleaños, cena por todo lo alto y fiesta bajo un puente

Día 8: Regreso Arlanda airport – Madrid

Día 1: Madrid – Arlanda airport  y cena típica con amigos suecos

Vuelo de Madrid a Estocolmo con Iberia, compañía que recomiendo, porque además ofrecer buen servicio, con sus puntos puedes ahorrar dinero en cada vuelo. Concretamente en este yo desconté 20€ a mi billete 🙂

En mi opinión, una de las mejores cosas cuando viajas es tener conocidos en destino que te enseñen los secretos del país de primera mano. En Estocolmo me espera mi gran amiga Adriana, casada con un sueco y afincada en Estocolmo desde hace unos años. Por tanto, además de una cálida acogida me espera una deliciosa cena típica sueca!

Estocolmo en verano

Cena de bienvenida a Suecia!

Día 2: Archipiélago sueco – Nynäshamn

Ponemos rumbo al archipiélago sueco que está formado por más de 3.000 islas, como es imposible verlas todas decidimos hacer una excursión de 2 días a una de las más cercanas a la capital sueca.

Estocolmo en verano

Absoluto relax en el archipiélago sueco

Viajamos con Flybusarna en autobús desde el centro Estocolmo hasta Nynäshamn. Nos alojamos en el tranquilo y pintoresco hotel Skärgårdshotellet, aprovechamos para pasear por el pequeño y tranquilo pueblo, disfrutar de la artesanía local y sus cafés con terraza. Aprovechamos para organizar nuestros próximos días en el archipiélago y en Estocolmo.

Día 3: Ferri a Alö y bici a Utö

 

Tomamos un barco hasta Alö (ver horarios) donde a nuestra llegada alquilamos una bicicleta para hacer el camino de unos 50min hasta Utö. Pedaleamos por un sendero entre árboles, un camino con subidas y bajadas, cruzamos ríos y disfrutamos de la paz y el silencio de un trayecto poco transitado.

Estocolmo en verano

Paseo en bici hasta Utö

En esta pequeña isla se puede disfrutar de una amplia variedad de tiendas de artesanía local, varios restaurantes de comida típica ubicados en las pintorescas casa rojas propias de las islas. Es el destino perfecto para hacer una escapada en plena naturaleza, disfrutar de paisajes desde las alturas de la isla o dormir una siesta en su puerto de madera.

Estocolmo en verano

Casas típicas de Utö

Otro de los atractivos de la isla, es un antiguo molino rojo ubicado en lo alto de ésta, desde el que se disfruta de una panorámica distinta de la isla.

Día 4: Estocolmo en bicicleta

De vuelta a Estocolmo y para tener el primer contacto directo de la ciudad decidimos hacer un tour guiado. Otras veces habríamos elegido un “walking tour” pero en esta ocasión preferimos hacerlo en bici, a través de Bike Sweden.  Se trata de un tour de 3 horas en los que desde el centro de la ciudad y atravesando el paseo marítimo recorres algunos de los puntos más importantes de la ciudad, para tener una primera aproximación general a la ciudad.

estocolmo en verano

Astilleros de Estocolmo

El precio del bike tour es de unos 36€ para adultos (350SEK), si tienes carnet de estudiante puedes ahorrarte unos 10€. Ya que tanto la salida como el regreso del tour son desde el Museo de Historia, al finalizar puedes entrar a visitarlo. Está situado en Narvavägen 13-17,114 60 próximo a la parada de metro Karlaplan.

Día 5: Djurgården

Gracias a nuestro bike tour por Estocolmo ya tenemos claros los lugares de la ciudad en los que queremos adentrarnos. Para llevarlo a cabo, una idea muy interesante es alquilar una bicicleta urbana. Hay numerosos puntos por la ciudad en los que coger y aparcar la bici, así si en un momento dado te cansas de dar pedales puedes volver al hotel en transporte público. Comprar la tarjeta es fácil, sólo has de dirigirte a una parada de metro y en las tiendas de bebida, snaks y prensa suelen tenerla. El abono mínimo son 3 días, pero precio es muy bueno, 165SEK (17€)

Estocolmo en verano

Parque de atracciones Gröna Lund, Djurgården

Con nuestra bici en mano, decidimos pasar el día en la isla de Djurgården que ocupa el parque del mismo nombre. Esta isla tiene varios atractivos. Además del propio parque, sus lagos, árboles y naturaleza, podemos visitar el Museo NórdicoNordiska museet, museo de la cultura nórdica. El Museo Vasa donde está el buque de guerra de dicho nombre, único navío del siglo XVII que ha sobrevivido casi intacto hasta nuestros días y que 300 metros después de zarpar, una fuerte ráfaga de viento hizo que el barco se escorase y se hundiese. O pasar el día en el parque de atracciones Gröna Lund, cuya principales atracciones son las montañas rusas o visitar a Pippi Långstrump.

Un lugar, para mí de paso obligado si vas a Djurgården, es el Café Helin Voltaire. Si tienes un día soleado no dudes almorzar en su terraza un sándwich de salmón o pararte a tomar un té acompañado de una de sus deliciosas tartas y dulces caseros.

Día 6: Gamla Stan y cena en barco

Con nuestra “City Bike” nos dirigimos al casco antiguo de la ciudad, el pintoresco barrio de Gamla Stan. Antes de llegar hacemos la primera parada en el Ayuntamiento de Estocolmo, sede del banquete anual de los Premios Nobel. Que tiene lugar en la Sala Azul (Blå hallen), sala que realmente no es azul, sino que inicialmente se pensó pintar de azul (de ahí su nombre) pero nunca llegó a ser pintada. Curioseamos por el patio y disfrutamos de las vistas desde este punto de la ciudad al pie del mar. Aprovechamos para subir gratuitamente a la torre y contemplar la ciudad desde su mirador, el  cual sólo abre en primavera y verano. Continuamos pedaleando y atravesamos uno de los puentes próximos, desde el que obtenemos unas magníficas vistas del Ayuntamiento de Estocolmo de forma completa.

Estocolmo en verano

Ayuntamiento de Estocolmo

Ya en Gamla Stan recorremos a pie las estrechas calles del corazón de la capital, que conforman un curioso laberinto de encantadoras calles adoquinadas, avenidas, casas señoriales y plazas de encuentro. Disfrutamos de un distendido almuerzo y de un día de compras en las tiendas típicas de la ciudad.

Estocolmo en verano

Decidimos cenar en uno de los muchos restaurantes flotantes que se encuentran en la calle Strandvägen. Navíos convertidos en bonitos y cuidados comedores sobre el mar Báltico, desde los que degustar exquisito pescado con un precioso atardecer marítimo. Nuestra elección fue el Restaurante Ångbåtsbryggan.

Rematamos la noche en la terraza Debaser cerca del metro Slussen. Este es un lugar muy recomendable para escuchar buena música y relajarse en uno de sus sofás después de un día de turismo.

Día 7: Cumpleaños, cena por todo lo alto y fiesta bajo un puente

Bici en marcha nuevamente, esta vez nos dirigimos a desayunar en la zona de Gamla Stan, donde nos sentamos en la panadería Fabirque y comenzar el día con una rica tarta para celebrar mi cumpleaños.

Estocolmo en verano

Interior de Fabrique en Gamla Stand

Después de “repostar” vamos a la calle Fjällgatan, en el barrio de Södermalm desde donde podemos disfrutar de las vistas de la ciudad y el mar. Después de dar pedales toda la mañana, hacemos caso de una de nuestras recomendaciones vamos al restaurante vegetariano Hermans

Regresamos en metro para sorprendernos una vez más, por los curiosos diseños de las estaciones. Esculturas, mosaicos, pinturas, montajes artísticos, inscripciones y relieves que abarcan desde los años 50 hasta la década del 2000. No te pierdas T-Centralen, aquí verás paredes llenas de azulejos de los años 50; “Solna Centrum” (línea azul), te impresionará su techo cavernoso de color rojo chillón en contraste con las paredes de la estación, que representan un bosque de abetos de un kilómetro de largo.

Hoy nuestra cena por todo lo alto pues vamos a cenar en el restaurante del teatro Sodra, desde donde después de la cena, podremos tomar una copa y admirar las vistas de la ciudad en su terraza exterior. El menú destaca por sus platos abundantes y sabrosos que mezclan productos locales con nuevas tendencias. Un restaurante totalmente recomendable donde disfrutar de una fantástica cena acompañada de un buen vino.

Estocolmo en verano

Fiesta bajo el puente en Trädgården

Terminamos la noche de fiesta celebrando mi cumpleaños en Trädgården, una discoteca al aire libre situada bajo un puente, literalmente. Trädgården es un club único, en el que podrás disfrutar de buena música en un espacio realmente diferente, con mucha mezcla de estilos y en un ambiente multicultural.

Día 8: Regreso Arlanda airport – Madrid

Después de la resaca o no… toca recoger y pensar en la vuelta a casa. Tomamos nuestro bus al aeropuerto de Arlanda con Flygbussarna y nuestro vuelo de regreso a Madrid con Norwegian Airlines.

[tweetthis]Descubre por qué viajar a Estocolmo este #verano #vacacionesdeverano #suecia[/tweetthis]

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

})(jQuery)