Rojo mudéjar bajo la blanca Llerena

Situada en la zona de la Campiña Sur de Badajoz, en medio de amplias dehesas en las que campa a sus anchas el cerdo ibérico, se encuentra Llerena. Un precioso pueblo blanco, con calles empedradas y un pasado lleno de historia.

Llerena Conjunto Histórico Artístico

Empezamos a descubrir Llerena desde su centro histórico, que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1966. Digo empezamos ya que no viajo sola, esta vez descubro esta zona de la mano de la Diputación de Badajoz, como parte de un blogtrip.

Plaza de Llerena con la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada

Recorremos sus calles comenzando por la plaza de España, que está presidida por la curiosa Iglesia de Nuestra Señora de la Granada. Digo curiosa, ya que si nos fijamos en su fachada vemos diversos estilos, unas columnas inacabadas o una balconada multiusos. Que sirvió tanto para contemplar los Autos de Fe que tenían lugar en la plaza, en época de la Inquisición; como de palco para asistir a corridas de toros, ya que la plaza fue utilizada como coso taurino.

Influencia árabe en Llerena

Si hay algo que llamó mi atención al llegar a Llerena fueron sus casas blancas, sus fachadas encaladas. Sin embargo, mi curiosidad se disparó cuando descubrí que bajo muchas de sus pulcras fachadas blancas, se esconden otro tipo de materiales. Como por ejemplo, el ladrillo rojo propio del pasado árabe de la localidad.

¿Imaginas cómo sería la plaza de Llerena en color rojizo? Lo cierto, es que en algunas calles este contraste puede verse y se aprecia la “versión original”.

Hay diversas teorías sobre el orígen exacto de esta localidad o sobre si los árabes pasaron mucho o poco tiempo en ella. Sea como fuere, lo cierto es que en algunas de sus iglesias pueden verse ciertas influencias árabes, en sus mosaicos o construcciones.

¿Qué hacer en Llerena y sus alrededores?

Sin duda hay planes que una vez que estás en Llerena no puedes perderte, voy a proponerte cinco ideas para que saques el máximo partido a tu estancia en la zona:

  • Conocer la Ermita del Ara: a la bajada de la Mina de la Jayona merece la pena detenerse en esta ermita. Su peculiaridad, la cantidad de frescos de distintas épocas que decoran sus paredes, con escenas del génesis y otras de tipo pagano.
  • Desconectar por la dehesa a lomos de un buggie: Gracias a los chicos de Xtrema Buggy tuvimos la oportunidad de recorrer la dehesa extremeña en buggy. Soltamos adrenalina por un paisaje espectacular donde vimos de cerca cerdos ibéricos, ovejas y otros animales.
  • Gastroturismo en Llerena y Monesterio: y no me refiero solo a hacer una ruta gastronómica por los restaurantes más destacados de la zona. Me refiero también, a conocer más de cerca la producción de su producto estrella, el jamón ibérico. Visitando el Museo del jamón en Monesterio o conociendo por dentro un secadero de jamones como el de Jamón y Salud.
  • Conocer el Monasterio de Tentudía: Para mi la belleza de este monasterio es su ubicación, a 1.104 metros, siendo el lugar más alto de Badajoz y dejándonos unas vistas espectaculares tanto desde el exterior como desde el interior. Dentro del Monasterio destacaría sus patios y miradores.

Respecto al alojamiento te voy a recomendar la Hospedería Mirador de Llerena, que es dónde yo me alojé durante el fin de semana en Llerena. Además de ser un alojamiento muy acogedor, se come de lujo y es muy céntrico.

Espero haberte sacado las ganas para que muy prontito te acerques a conocer el sur de Badajoz, te va a sorprender sin duda. ¡Badajoz, gracias por dejarme descubrirte!

Review overview
4 COMMENTS
  • jordi (milviatges) 29/12/2016

    Estuvimos el año pasado en Extremadura pero no nos dio tiempo para todo. Es curisoso porque he leído varios post sobre esta zona y parece que merece la pena.
    Me lo apunto. Feliz año!

  • Patri 19/12/2016

    Hola Lorena, ¡hemos publicado a la vez! Je je je muy buena síntesis del fin de semana tan bueno que pasamos descubriendo Llerena y la Campiña Sur de Badajoz, desde luego un destino que guarda muchas sorpresas. ¡Y qué rico ese jamón! Aún me estoy acordando… Y las risas en el buggie lo mejor. Un besazo

POST A COMMENT

})(jQuery)