Mina de la Jayona, Monumento Natural en Badajoz

Poco os voy a contar de la Mina de la Jayona, porque creo que es un lugar que se debe experimentar en primera persona, es decir, que tienes que ser tú mismo quien descubra la mina. Quien se adentre por sus túneles, conozca su pasado y por qué fue abandonada a inicios del s.XX; quien descubra su fauna, su flora y sus formaciones geológicas que la convierten en Monumento Natural.

Lo que sí voy a hacer es mostrarte una selección de fotos para que veas de lo que te hablo, de los místicos paisajes que esconde la Mina de la Jayona y lo increíble que es adentrases en sus túneles.

Haciendo caso del refranero español, ponemos en práctica aquello de “a quien madruga Dios le ayuda”, nos dirigimos de buena mañana a visitar la Mina de la Jayona. Sus alrededores nos enamoran, la niebla empieza a levantarse y el cielo despejado nos deja un paisaje que encandilan nuestros objetivos.

Después de colocarnos nuestro casco de seguridad comenzamos a ascender para comenzar la visita. Empezamos por la zona de los antiguos barracones, hoy rehabilitados como centro de exposición o aulas didácticas donde conocer el pasado de la mina.

La Mina de la Jayona está compuesta por dos cerros, “El Monstruo” y “Ya te lo decía”. El nombre se debe, a que en el primero, había un lobo muy fiero y temido durante la época en la que la mina estaba activa. Al segundo cerro, el apodo le viene porque un minero le insistía a otro en que había hierro en esa zona. Cuando finalmente lo encontraron le dijo “ya te lo decía…” y así se bautizó a este nuevo yacimiento.

Más de 11 túneles fueron excavados en estas montañas, para sacar de su interior cualquier mineral de la familia del hierro. La mina fue cerrada y abandonada en 1921, debido a la situación económica de la época y sufrió diversos expolios a lo largo del tiempo. Gracias a ese abandono, hoy la vegetación ha invadido y repoblado de nuevo el interior de esta mina vana y hueca; que no yerma, ya que aún tiene mucho mineral en su interior. Dejándonos paisajes tan singulares como estos.

La Mina de la Jayona fue declarada Monumento Natural en 1997, quedando así protegida por su gran valor paisajístico y geológico especialmente. Aquí podemos observar el gran espejo de falla con sus estrías, que es visible desde varios niveles y una flora muy diversa donde destacan las higueras.

Si te has quedado con ganas de acercarte a visitar la Mina, te aconsejo que reserves tu visita con antelación para que no te quedes sin plaza. Puedes consultar más información en la página web del Ayuntamiento de Fuente del Arco.

¡Nos vemos en el interior de la mina!

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

})(jQuery)