Vino + Turismo + Valladolid = Enoturismo Castilla y León

Enoturismo Castilla y León

Viajar a Valladolid en busca de bodegas y llevarse la sorpresa de que en Valladolid ciudad no hay bodegas. ¡¿y entonces…?! Pues nada, tendrás que coger el coche. Vaya… y ¿quién conduce si todos queremos probar vinos? … eh… pregunta sin respuesta. Hasta ahora 😉

enoturismo castilla y león
Sala de barricas de la Bodega Campo Eliseo

Es cierto, que a Valladolid se llega en un periquete, con el AVE desde Madrid o por carretera. Y que esta provincia es un punto de salida magnífico hacia varias denominaciones de origen, no solo hacia Ribera del Duero. Sin embargo, para muchos viajeros tener que llevar coche es un problema. Por eso quiero hablaros de Caminos de Vino.

Caminos de Vino, una Ruta del vino diferente

Ribera del Duero es probablemente la D.O. más conocida de Castilla y León, pero no es la única. Como tampoco Protos o Matarromera son la únicas bodegas, aunque seguro que son de las más renombradas.

La propuesta de Enoturismo Castilla y León, a través de Caminos de Vino, es acercar al visitante a estas otras denominaciones, bodegas y actividades menos conocidas de la vieja Castilla. Y sobre todo darles la libertad de disfrutar de esta experiencia sin preocuparse del transporte, ellos te llevan.

enoturismo castilla y león
¿A qué huele el vino en barrica?

¿Cómo son las Rutas de Caminos de Vino?

Cada ruta de vino es diferente, pero todas tienen una estructura común. Salen en transporte privado desde el centro de Valladolid y van acompañadas por un guía. Incluyen visitas a bodegas, una actividad que no tiene por qué se de enoturismo, almuerzo y regreso a Valladolid.

enoturismo castilla y león
Actividad gastronómica en el Obrador La Giralda de Castilla

Habrá hasta diez rutas de vino diferentes, para probar los tintos de la Ribera, pero también los vinos rosados de Cigales o los blancos de Rueda. Será un día entorno a los vinos españoles, los viñedos, la enología y el turismo rural.

Lo mejor es que aunque la ruta está marcada el ritmo lo pone el visitante. En todo momento tienes la libertad y la sensación de que vas por tu cuenta. Y la ventaja de acceder a lugares poco conocidos, que habitualmente no se visitan.

Mi experiencia en Caminos de Vino

Empezamos el día de turismo enológico metiendo las manos en la masa del obrador La Giralda de Castilla. Aquí aprendimos cómo hacer hornazo en una divertida clase práctica, dirigida por Ángeles, la dueña del obrador. Pusimos las manos en harina y le dimos rienda suelta a nuestra creatividad para decorar el rico hornazo.

enoturismo castilla y león
Con las manos en la masa haciendo hornazo

Mientras se cocía nuestra obra empezamos la cata de vino acompañado por una empanada de conejo escabechado, ganadora de algún que otro premio.

Seguimos hacia la Bodega Campo Elíseo. Una bodega singular y muy especial donde se respira entrega y mimo en cada detalle. Francois Lurton, ha puesto su amplia experiencia vitivinícola en el corazón de La Seca. Transformando esta bodega subterránea del s.XVII, bajo una casa en el casco urbano, en una bodega del s.XXI con unos vinos muy especiales.

enoturismo castilla y león
Tienda de la Bodega Campo Eliseo

Ponemos rumbo a Dueñas (Palencia), para comer en La Parrilla del escudero. Aquí nos sorprenden con un amplio y variado menú de cocina casera con productos locales. Esta parada supone un punto de inflexión, dejamos atrás la D.O. de Rueda para poner rumbo a la D.O. Cigales.

Viajamos al interior de una de las 250 bodegas subterráneas del s.XVI que hay en la localidad de Cigales. Ésta bodega es muy especial, ya que estuvo en uso hasta 2006, más de 500 años haciendo vino. Miles y miles de kilos de uva exprimidos por la fuerza de un viejo lagar, coronado por una viga de roble de 1.5 toneladas. Que durante todos esos años produjeron otros tantos litros de vino rosado.

Cigales
Cotarros y chimeneas que anuncian bodegas. Al fondo la Catedral del Vino

En pocos pasos damos un gran salto en el tiempo y nos acercamos hasta la Bodega Hiriart, donde vemos técnicas de producción mucho más modernas para producir vino de Cigales de la máxima calidad. Aquí no solo catamos rosados, sino que probamos también vino tinto, sí, en Cigales también hay vino tinto.

enoturismo castilla y león
Rosado y tinto en la Bodega Hiriart de Cigales

Así termina este intenso día de vino por Cigales y Rueda. Ponemos rumbo a Valladolid, con la sensación de haber redescubierto la provincia. De haber desmitificado ciertas D.O. y sobre todo de querer seguir aprendiendo y catando más vino. De querer seguir conociendo más Caminos de Vino en Castilla y León.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT

})(jQuery)