Cultura Andina: 16 días entre Perú y Bolivia

Una vez más viajo por mi cuenta y a mi aire. Esta vez el destino elegido ha sido Latinoamérica, viajando 16 días por Perú y Bolivia. El objetivo del viaje era subir a Machu Picchu y visitar el Salar de Uyuni en época de lluvias. Sin embargo, una vez en el destino cada país me sorprendió con lugares y rincones que no esperaba.

Así es como organicé mis 16 días viajando por Perú y Bolivia:

Cementerio de trenes
Cementerio de trenes en Uyuni, un lugar lleno de misterio

Día 1 – Aterrizando en Lima

Casualmente, el día 1 de mi viaje, coincidió con el día 1 de enero. De modo, que se puede decir que empecé el año con muy buen pie, es decir, viajando 🙂

El vuelo, comprado con un par de meses de antelación, me salió por 660€, no es una ganga pero considerando la época del año no está nada mal. La compañía elegida en este caso Iberia.

Una vez en al aeropuerto de Lima, situado en la provincia del Callao. Las opciones de transporte hasta el centro son dos: en taxi por unos 50-65 soles (16€), dependiendo de si coges el taxi dentro o fuera del aeropuerto, o en microbus o combi, esto serían 3 soles (0,90€) bastante más económico aunque un poco más largo.

Perú
¡Bienvenidos al Perú!

Día 2 – Volamos a Arequipa

Empezamos el día recorriendo el emblemático barrio limeño de Miraflores, donde se encuentran el Faro de Miraflores y el Parque del Amor. Después de almorzar en casa de mi amiga Katia, que es con quien viajo, nos dirigimos al aeropuerto con destino Arequipa.

El vuelo lo hacemos con LCPeru (92€) y como llegamos de noche a Arequipa, decidimos coger un taxi al centro por 30 soles (8,5€).

Lo primero que hacemos, una vez hemos dejado todo en el hostal es ir a cenar y visitar la Plaza de Armas de Arequipa. Ésta es realmente espectacular, muy bien iluminada y llena de mis adoradas palmeras!! La cena de empanada de carne y agua nos cuesta 4,8 soles (1,40€)

Faro de Miraflores en Lima
Faro de Miraflores en Lima

Día 3 – Arequipa y el Convento de Santa Catalina

Los principales atractivos de Arequipa son el volcán del Misti, viajar desde aquí hasta el cañón del Colca para ver el famoso cóndor y visitar el Convento de Santa Catalina. Nosotras optamos por: desayunar en el Mercado de San Camilo tranquilamente un jugo de frutas y visitar el convento de Santa Catalina. Aquí nos tomamos todo el tiempo del mundo para hacer fotos y verlo con calma. La entrada al Convento son 40 soles (11,50€) y merece 100% la pena. Aprovecha a ir los martes o jueves ya que hay visita nocturna, que nos hubiera encantado hacer. Mi recomendación es que hagas el tour del Colca por la mañana, que son unas 4 horas y por la tarde hagas el convento.

arequipa peru
Interior del Convento de Santa Catilina en Arequipa

Esa misma noche viajamos a Puno en bus. Así que, tomamos una combi desde la calle Sucre (0,80€) hasta el terminal terrestre de Arequipa y compramos billete destino Puno con Civa, por 30 soles (8,60€). Son 6 horas de trayecto con parada en Juliaca.

Día 4 – El Lago Titicaca, entre Perú y Bolivia

Madrugamos para empezar nuestra ruta con Machupicchu Travel desde Puno hacia Copacabana. El trayecto se hace mucho más largo de lo que pensábamos, tardamos casi 6 horas en llegar desde las 7.30 que salimos de Puno. El motivo, es el paso fronterizo entre Perú y Bolivia. La frontera terrestre es muy lenta y cuando llegas es muy común que haya otros 5 o 6 buses más tratando de cruzar, lo que se traduce en una enorme fila para que te sellen el pasaporte. Lo mejor del viaje es que todo el tiempo tienes unas vistas magníficas al Lago Titicaca.

Al llegar a Copacabana nos vamos directas a las Isla del Sol. ¡Ojo!, los barcos solo salen a las 8.30, 10.30 y 13.30h.

Isla del sol Perú y Bolivia
Camino a la Isla del Sol, atravesando el Lato Titicaca y al fondo Los Andes nevados

Día 5 – De Copacabana a La Paz

Nuestro último día en Copacabana amanece diluviando por tanto nuestro plan de ir a las islas flotantes queda cancelado. Nos limitamos a pasear por el mercado y comer en el comedor popular el menú del día por 15 bolivianos (2€). Por la tarde, cogemos un bus con destino La Paz. Lo curioso de este viaje fue que nuestro autobús tuvo que cruzar el Lago Titicaca en una plataforma por el estrecho de Tiquina.

De compras gastronómicas por el mercado en Copacabana
De compras gastronómicas por el mercado en Copacabana

Día 6 – Vuelo desde La Paz hacia Uyuni

El objetivo “Salar de Uyuni” cada vez está más cerca. Como queremos aprovechar al máximo el viaje, decidimos que en lugar de hacer 10 o 12 horas de bus invertiremos 140€ en un billete de avión ida y vuelta desde La Paz hasta Uyuni. La compañía con la que volamos es BOA y a las 9.00h ya estamos en Uyuni listas para comenzar nuestro Tour de 3 días en el Salar (780 bolivianos o 105€ con la agencia Sol de Mañana).

El primer día ya fue intenso, vimos el efecto espejo, la parte seca de salar, la montaña de cactus y dormimos en un hotel de sal.

Salar de Uyuni inundado
Reflejos de un Salar de Uyuni inundado

Día 7 – Recorriendo el Salar de Uyuni

Hacer el tour de 3 días por el Salar incluye mucho más que el propio salar. Es toda una experiencia a unos 4.000 metros de altitud como media. El día dos del tour visitamos el cementerio de trenes Avarda en Chile, vamos a varias lagunas repletas de flamencos, entre ellas la laguna roja y vemos el árbol de piedra.

El paraíso de los flamencos
El paraíso de los flamencos

Día 8 – Último día en Uyuni

Para mí éste fue uno de los mejores días. Especialmente, subir al amanecer al volcán Sol de Mañana y ver las fumarolas a la luz del alba, fue maravilloso. Sí, incluso con el fuerte olor a azufre que allí había. También visitamos la laguna verde, que no estaba demasiado verde debido al poco viento, el desierto de Dalí, el Valle de rocas y rematamos con el cementerio de trenes de Uyuni. Después volamos de regreso a La Paz.

volcán Sol de Mañana
Olor a azufre, vapor y gases del volcán Sol de Mañana

Día 9 – De vuelta a La Paz

Pasamos un día en La Paz en el que recorremos el centro, paseamos por la famosa calle Linares y subimos en teleférico a El Alto. Desde aquí, disfrutamos de unas vistas espectaculares de la capital boliviana. El precio es de 3 bolivianos por trayecto, es decir, 0,40€.

Después de comer unas salteñas en un puesto de la estación de buses, las salteñas son una empanadas de carne y patatas deliciosas. Nos montamos en un bus de la compañía Titicaca Bolivia con destino Puno. Debido a las lluvias y reducción de frecuencias el bus nos cuesta 100 bolivianos (13,60€)

El Alto
El Alto. Un sitio... muy alto de La Paz

Día 10 – Juliaca y vuelo a Cusco

Nuestra idea era madrugar para ir a la Isla de Uros en Puno. Sin embargo, al tener que volar desde Juliaca a Cusco en pocas horas, no nos da tiempo de modo que nos quedamos con las ganas. Cogemos un minibus a Juliaca por 3 soles y en una hora estamos en el aeropuerto. ¡De aquí volamos al Cusco! Nuevamente de la mano de Machupicchu Travel, empezamos haciendo un city tour por Cusco y la visitamos los restos de Sacsayhuaman, .

Exterior del Qoricancha
Exterior del Qoricancha, uno de los iconos de Cusco

Día 11 – De Cusco a Chinchero, Maras y Moray

Nuestro día comienza caminando por las calles empedradas y empinadas de la antigua ciudad inca de Chinchero. Visitamos a unas artesanas que nos enseñan cómo tratar y teñir de forma natural la lana de alpaca y continuamos nuestra ruta por el Salar de Maras y las terrazas de Moray.
La última parada antes de subir a Aguas Calientes es Ollantaytambo, donde subimos a lo alto de la zona arqueológica.

Moray
Moray, espectaculares terrazas donde los incas cultivaban distintos tipos de plantas.

Día 12 – Objetivo Machu Picchu

Madrugar no cuesta tanto cuando sabes que vas a subir a Machu Picchu, sin embargo, decepcionan las nubes y lluvia con la que te levantas y la inmensa fila que hay que hacer para subir en bus ($25). Sí, incluso a las 5.00h de la mañana ya hay más de una hora de fila. Y no, no subí caminando 🙂
No se si fue cosa de los dioses incas o de la Pachamama, pero el día abrió y salió un sol radiante. Ésto me permitió disfrutar de toda la magia de Machu Picchu y poder subir a Huayna Picchu tranquilamente.

Simplemente Machu Picchu

Día 13 – Alrededores de Cusco y vuelo a Lima

El último día en Cusco lo aprovechamos para visitar las zona de Tipón y asombrarnos con su sistema de riego y sus canales. Vamos también a la iglesia de Andahuaylillas y otro par de ruinas incas, recorriendo casi de lado a lado el Valle Sagrado.
Después de comer, regresamos en avión hasta Lima. A nuestra llegada decidimos ir a dar una vuelta por Barranco, uno de los barrios más animados de la noche limeña.

Tipón
Tipón, una de las mejores obras hidráulicas de los Incas

Día 14 – Una boda peruana

El sábado lo dedicamos a ir de boda, y ¿cómo es una boda peruana? pues muy similar a una española. La diferencia principal es que durante todo el banquete suena salsa y música latina. Yo disfruté como una enana, me emocioné, bailé y me reí de inicio a fin. Nosotras terminamos la noche nuevamente en Barranco 🙂

boda peruana
¡Qué empiece la fiesta!

Día 15 – Últimas horas en Lima

El domingo queda para pasear por el centro de Lima, visitar el parque del Agua y disfrutar del espectáculo de agua, música y luces como despedida.

Plaza de Armas de Lima
Plaza de Armas de Lima

Día 16 – Vuelo de regreso a Madrid

Las últimas horas en Lima antes de volar para Madrid son para seguir disfrutando de la comida local. Del ceviche del mercado o aprendiendo la receta de las papas a la huancaina de la madre de mi amiga Katia.

Cevichano
Ceviche del Cevichano en el mercado nº1 de Lima

Así es como transcurrieron mis 16 días viajando por Perú y Bolivia. Como ves fue una ruta intensa, tratando de aprovechar al máximo cada destino y de disfrutar los momentos de tranquilidad: desayunos relajados en el mercado o paseos nocturnos a la Plaza de Armas. Y tú ¿cuándo viajas a descubrir estos países? 

Review overview
2 COMMENTS
  • María 16/02/2017

    ¡Me encanta, qué viajazo! Me lo apunto todo para cuando vaya ? Ya te contaré.

POST A COMMENT

})(jQuery)