Home / Cádiz  / Visitar y descubrir una ciudad marítima como Cádiz

Visitar y descubrir una ciudad marítima como Cádiz

Cádiz se ha postulado como uno de los destinos turísticos predilectos del litoral español gracias a sus cálidas temperaturas y sus extensas playas de arena fina, muchas de ellas aún vírgenes y con muy poca afluencia de visitantes. Sin embargo, esta zona pintoresca bañada por las aguas del Atlántico ofrece a los cientos de viajeros que se desplazan al lugar a disfrutar de unos días de descanso y relajación una infinidad de actividades culturales y de ocio, así como paisajes naturales y pueblos de gran belleza. Además, su gente y su ambiente animado y distendido son algunos de los principales factores que enamoran.

Reserva ahora tu visita guiada por Cádiz.

Lo más recomendable para poder desplazarse y visitar la ciudad de Cádiz así como sus pueblos y alrededores es hospedarse en la propia localidad, sobre todo si el viaje se realiza en familia. De hecho, existen multitud de hoteles para familias en Cádiz, especialmente pensados para el disfrute de todos los miembros. De esa manera, se disfrutará de un ambiente tranquilo al mismo tiempo que los desplazamientos a otras zonas de la provincia se disponen a una distancia más que adecuada. Además, la proximidad de la provincia con Marruecos ofrece la posibilidad de tomar un ferry y desplazarnos hasta el norte del país.

Vista panorámica de Cádiz – Foto de Shutterstock por kavalenkava

Qué visitar en Cádiz

Playa de la Caleta. Situada entre los castillos de San Sebastián y Santa Catalina, es una de las playas más famosas de la zona. Con 450 metros de longitud y 50 metros de anchura, es el lugar perfecto para pasar el día con niños y contemplar, al final del día, los mejores atardeceres de la ciudad. En su entorno destaca el Balneario de la Palma y el Real y los cañones de la batalla de Trafalgar. En sus aguas pueden realizarse numerosas actividades acuáticas, tales como bucear o navegar en kayak.

Atardecer en la playa Caleta de Cádiz – Foto de Shutterstock por Chipy

Parque Genovés. Es un parque urbano fundado en el siglo XIX, uno de los rincones de Cádiz más imprescindibles para ser visitados. Este precioso parque se encuentra junto al casco histórico, rodeado por las murallas de la ciudad antigua. Ideal para disfrutar de un bonito y relajante paseo, durante este es posible observar una enorme variedad de especies de árboles y plantas de todas partes del mundo. Además, a lo largo y ancho de este espacio verde se distribuyen fuentes, estatuas y pájaros que campan a sus anchas que harán las delicias de toda la familia. De obligada visita es la cascada artificial del parque recién reparada y acondicionada.



Castillo de Santa Catalina. Esta fortificación se encuentra ubicada al norte de la playa de La Caleta, habiendo sido construida a finales del siglo XVI. En la actualidad, este castillo que sirvió de prisión militar, se ha destinado a albergar numerosas actividades culturales, tales como la celebración de conciertos, o actividades de ocio en la temporada veraniega. Desde 1985 esta fortaleza es considerada Bien de Interés Cultural, la cual puede ser visitada de forma gratuita. Desde sus murallas es posible observar el espectacular paisaje marítimo que se despliega a sus pies.

Plaza de las Flores Cádiz – Foto de Shutterstock por Apostolis Giontzis

Plaza de las Flores. Aunque su nombre real es Plaza de Topete, todo el mundo la conoce como Plaza de las Flores por los numerosos vendedores de flores que se hallan en ella. Muy colorida y más pequeña de lo que parece a simple vista, es una plaza muy visitada por los propios gaditanos donde se puede disfrutar de un excelente pescaíto frito. Uno de los rincones con mayor encanto donde contemplar el homenaje a uno de los personajes más importantes de Cádiz, Columena. Una vez aquí, se debe visitar el Mercado Central, uno de los más antiguos de España.

Gastronomía del sur

Cádiz posee una oferta gastronómica repleta de sabores y tradiciones mediterráneas que eclipsa a todos los visitantes. De hecho, es una de las cocinas andaluzas con mayor variedad de ingredientes y preparación, proliferando la combinación de verduras, carnes, pescados y el elemento estrella, el marisco. Para degustar alguno de estos platos típicos de la zona lo más recomendable es sentarse en algunas de las terrazas que abundan por toda la ciudad y pueblos de alrededor. En ocasiones, la mayoría de los hoteles, como aquellos de la marca Iberostar, cuentan con restaurantes que incluyen estos platos característicos de la cocina gaditana, lo que facilita la degustación de estos por los numerosos turistas.

Entre los considerables platos tradicionales destaca uno sobre el resto, el famoso pescaíto frito, el cual puede ser elaborado con un gran número de pescados: boquerón, pijotas, chocos, acedía, puntillitas, etc. Este se sirve recién hecho, con un toque de limón que le aporta un sabor inconfundible. Otro plato típico utilizando también el mismo ingrediente es el exquisito adobo, un clásico en todo bar y restaurante andaluz que se precie. Las tortillitas de camarones son unas de las comidas estrellas al usar uno de los productos característicos de Cádiz, el camarón. Estas presentan una textura crujiente y jugosa que deleitarán a los paladares más exigentes.

Valora este artículo
SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

})(jQuery)