7 cosas que sólo podrás hacer en Islandia

Islandia: única e impactante

¿Te has planteado alguna vez visitar Islandia? Si aún tienes dudas y no te parece suficientemente único visitar una isla volcánica cubierta de nieve, disfrutar de la aurora boreal o pasearte por Reykjavik, la capital más nórdica del mundo. ¡Aquí tienes siete incentivos más! Estas son algunas de las cosas que sólo podrás hacer en Islandia:

1. A los pies del volcán que colapsó Europa:

¿Te acuerdas del  volcán Eyjafjallajökull? Sí, aquel que interrumpió el tráfico aéreo de media Europa y parte de América en 2010. Bien, pues está en Islandia y puedes visitarlo o al menos hacerte una foto a sus pies. Acercarse más es posible… pero mejor no tentar la suerte 🙂

A los pies del volcán Eyjafjallajökull, Islandia

A los pies del volcán Eyjafjallajökull, Islandia

Por cierto, la granja que se ve al fondo quedó intacta después de aquella erupción.

2. Estar entre la placa Euroasiática y la Norteamericana:

En Islandia confluyen dos placas tectónicas que la atraviesan de norte a sur. La placa Euroasiática y la Norteamericana. En  Thingvellir, al sur del país, puedes ver literalmente ambas placas y la separación que  hay entre ambas. ¡Increíble!

Thingvellir, entre las placas Euroasiática y Norteamericana

Thingvellir, entre las placas Euroasiática y Norteamericana

Otro de los motivos por los que acercarse a Thingvellir es por su significado histórico. Es en este punto donde en el año 930 se constituyó una de las instituciones parlamentarias más antiguas del mundo. El Alþingi, que se reunía anualmente.

3. Comer carne fermentada de tiburón

El plato se denomina Hákarl y se hace a base de tiburón peregrino (tiburón de Groenlandia) curado o fermentado. De otro modo no se podría comer, ya que la carne de estos tiburones es tóxica debido a su alto contenido en urea.

Tapas Islandesas

Tapas Islandesas

Nosotras probamos una degustación de varios platos tradicionales, como: Harðfiskur, pescado secado al viento; rúgbrauð, pan de centeno o Graflax, salmón ahumado.

4. Que tu SPA sea una central térmica

Blue Lagoon, es un balneario geotermal, cuya agua viene de la central geotérmica Svartsengi. Su agua, a unos 40°C es rica en minerales como sílice y azufre. Se dice que bañarse aquí ayuda a mejorar enfermedades de la piel como la psoriasis.

blue-lagoon-islandia

Blue Lagoon

Aprovecha que estás allí para ponerte una mascarilla de lodo, que encontrarás en varios recipientes de la piscina. ¡Te deja la cara fabulosa! Eso sí, cuidado con los ojos… que ni una gota los toque si no quieres pasar un mal rato. (te lo digo por experiencia propia :))

5. ¿Amanece o anochece?

Si visitas Islandia en invierno al igual que hice yo, una de las “desventajas” es que tienes menos horas de luz. Lo que hace que a la una de la tarde no sepas si está amaneciendo o atardeciendo.

Tjörnin, el estanque, Reykjavik

El estanque Tjörnin, Reykjavik

En realidad en las pocas horas de luz que hay en el día, ésta es como la de un continuo amanecer-atardecer. Lo que se convierte en una ventaja para las fotos, pues disfrutarás de la luz más bonita del día 🙂

6. Escalar columnas de basalto

Próximo a la población de Vik, encontrarás Reynisfjall. Este monte de unos 340m de altura, está situado a la orilla de una playa de arena volcánica con el mismo nombre.

Reynisfjall-Islandia

Columnas de basalto, Reynisfjall

Aquí se pueden admirar estas fabulosas columnas de basalto, originadas por el enfriamiento de la lava volcánica, que al contraerse provocan fracturas dejando estas curiosas formaciones. Es asombrosa la perfección de la naturaleza.

7. Una foto con un oso polar

Sí, esta soy yo 🙂 ¿Creías que me había encontrado un oso polar de verdad y le había convencido de hacerse una foto conmigo? Casi… pero no.

oso-islandia

Con mi oso polar

La verdad es que la tienda de regalos Ísbjörninn Polarbear me lo puso fácil, en su puerta hay esta graciosa figura de un oso polar y no pude resistir la tentación de posar junto a él. Si tu también quieres una foto, la tienda está en la calle Laugavegur, además venden regalos muy originales de I don’t Speak Icelandic.

Espero que te haya entrado el gusanillo de visitar Islandia próximamente. Deja un comentario y cuéntanos cuándo irías a Islandia. ¿En verano? o ¿quizás en invierno? ¿Te imaginas pasar la Nochevieja en Islandia?

Review overview
2 COMMENTS
  • elena 07/01/2016

    Me ha encantado Ratona!! uno de los mejores post!!

POST A COMMENT

})(jQuery)